expr:class='"loading" + data:blog.mobileClass'>

martes, 25 de julio de 2017

Reseña: Acquaforte, de Paz Alonso

Cada atardecer las campanas de Venecia advierten a sus habitantes del inicio del toque de queda: la noche pertenece a las sombras de la laguna, a los ingenios de las historias de terror. Con la oscuridad los venecianos encienden las lámparas de los salones e ignoran las calles desiertas en fiestas que duran hasta el amanecer. Beate Varese pertenece a las aiunteri, la orden que organiza los banquetes y bailes del palacio real. Como buena veneciana ha sabido darle la espalda a la bruma y al hielo toda su vida, hasta que de repente, días antes del baile más importante del año, es la bruma quien sale a buscarla...








Descubrí este libro, y a su autora, por una lectura conjunta de él que hicieron hace poco en Twitter(¿el mes pasado?). La sinopsis y la portada me llamaron bastante la atención, y aprovechando que en Lektu está con pago social, me lo compré. Si el libro es fantástico o de ciencia ficción y está escrito por una autora española tampoco hay que convencerme demasiado, porque voy de cabeza. 

El prólogo es espectacular. Presenta un mundo que a mí me ha parecido bastante steampunk y unas criaturas extrañas, unos ingenios mecánicos que pueblan la laguna de Venecia por la noche y han de desaparecer al salir el sol. En seguida daba ganas de leer más para saber más sobre ellos.
Me sentí decepcionada cuando en el capítulo uno descubrí que no eran ellos los protagonistas, lo reconozco. 

Como pone en la sinopsis, se podría decir que la protagonista es Beate Varese. Me costó un poco cogerle el punto, aunque es un personaje con que el lector se puede identificar con mucha facilidad y por el que es muy fácil preocuparse. Al menos según mi punto de vista, las decisiones que tomaba me parecían bastante sensatas, yo misma habría actuado de forma parecida. Apenas he notado una gran evolución, solo al final, pero ha estado dentro de la lógica, con lo que es un personaje que me ha gustado. 
Solo hay un detalle de Beate que no me ha gustado, y ese es su interés amoroso, Giacomo, el maestro de festejos. Es un hombre al que lleva sin ver muchos años porque este se marchó de Venecia a recorrer el mundo y ella se quedó en la ciudad. Por supuesto, ellos siguen enamorados, pero no me ha parecido un sentimiento real. Solo sabía que se querían por lo que decía el narrador y por unos diálogos muy artificiales entre ellos. Me parecía una relación muy metida con calzador. 

El resto de personajes me han gustado, en general. Y es que, aunque haya dicho que la protagonista es Beate, es más bien una novela coral en la que intervienen muchos otros. 
La reina Giovanna es magnífica, con sus vestidos, con su altanería y su elegancia. Y además, cada vez que salía volvía a tener interés en la lectura, porque casi siempre su aparición presagiaba algo interesante. Aunque sus ataques de celos y de envidia por Beate también me han parecido poco creíbles. 
Lara de Vimaggio, la mejor amiga de Beate, me gustó mucho al principio, pero luego fue un personaje que me fue aburriendo. Era desenfadada y despreocupada, además de alegre y no dudaba en tomar riesgos. Creía que daría mucho de sí, pero en un momento le ocurre algo que no voy a contar y tras ello se pasa el resto del libro convaleciente. Allí pierde toda su personalidad y se convierte en un personaje aburrido y al que yo no podía entender. 

El mundo me ha gustado, los personajes también... ¿dónde está el problema, entonces?

La historia es aburrida hasta decir basta. A lo mejor soy solo yo, pero había tantos personajes con tantas historias que, aunque parecía que ocurrían muchas cosas en realidad la trama no avanzaba nada. Los actos del principio solo tienen consecuencia hasta la mitad, y aún así todo se ha resuelto antes de alcanzar el último cuarto para entrar en un desenlace eterno. Sí, vuelven a aparecer los ingenios del lago y se revela su naturaleza y todo eso, pero aun así me siento estafada. Creo que una historia con ellos como protagonistas habría ganado mucho más. pero a lo mejor soy solo yo. 

Conclusión: Podría haber sido mucho mejor

Lo mejor: Soy muy fan de la Venecia steampunk
Lo peor: La historia apenas avanza

Nota:

No hay comentarios:

Publicar un comentario